Cómo realizar el camino de Santiago con tu perro

El peregrinaje hacia Santiago de Compostela es uno de esos viajes que nos llenarán muchísimo como persona. Es increíble hacerlo y lograr completarlo, para muchas personas el llevar a su mascota ha sido algo que les ha cambiado la vida y la forma de ver las cosas.

Un recorrido con nuestro peludo amigo

Para muchos nuestras mascotas representan mucho más en nuestras vidas que muchas personas

Es por ello que llevar a nuestro mejor amigo canino, en el mundo a un viaje a pie de más de 30 días con un propósito y por una de las zonas más hermosas de España es una experiencia inolvidable.

Sorprendería saber que son muchísimas las personas que optan por llevar a sus perros a través del camino de Santiago, porque les representa una ruta muy segura y donde ellos disfrutaran estar libremente en esas explanadas, montañas y terrenos llenos de verdor y encanto.

¿Es seguro llevar a un perro por el Camino de Santiago?

¡Absolutamente! Especialmente el camino francés, el cual está diseñado para ser la ruta más amigable de todas las que llevan a Compostela. 

Esto debido a la gran cantidad de personas que la transitan. Aunque de todas es necesario que planifiquemos nuestro camino de Santiago con perro, sin embargo, en todo el recorrido nos encontraremos con muchos negocios y lo más importante, hostales donde podremos descansar.

Siempre y cuando mantengamos a nuestro amigo amarrado cuando caminemos por carreteras transitadas y lugares llenos de personas, el viaje será muy seguro tanto para ellos como para terceros. Su seguridad dependerá exclusivamente de nosotros como dueños.

Nuestros perros se convertirán en auténticos peregrinos, siempre y cuando respetemos sus limitaciones y condiciones como caninos. 

Estos deben mantenerse más hidratados y si son perros netamente domésticos debemos cuidar mucho cada pisada que den.

Objetos imprescindibles para tu perro

Para viajar de forma segura al Camino de Santiago con nuestra mascota debemos tener en cuenta que no tenemos que mudar hasta la casa del perro, al contrario. 

Podemos encontrar una serie de recomendaciones muy detalladas en Pilgrim sobre qué debemos meter en nuestras mochilas a la hora de viajar al Camino de Santiago y que objetos no son necesarios durante la travesía.

Pero siempre recuerda, menos es más, no queremos llevar cosas innecesarias por más de 700km de viaje. 

Correa 

Debemos llevar al menos dos tipos de correas, mejor aún si tiene distintos agarres al cuerpo del perro. Lo que buscamos es cambiarlo continuamente para que la mascota no se canse de tener esa molesta correa por horas.

La misma tiene que ser muy segura y con el suficiente alcance para que nuestros amigos puedan disfrutar controladamente de cada ambiente al cual vayamos caminando.

Podemos quitarle la correa en zonas abiertas y seguras en donde no represente peligro para otros el perro.

Tupper

Aunque en todo el recorrido podremos encontrar tiendas que tienen objetos para mascotas. 

Lo más recomendable es llevar nuestros propios recipientes. Un máximo de 3 estaría bien para tener uno de respaldo en caso de extravió o de que se rompiera.

Con dos serían suficientes para abastecer las necesidades diarias de nuestro perro. 

Uno para el agua y otro para su comida, deben ser de muy buena calidad, dado que los utilizaremos muchísimo durante todo el recorrido.

Zapatos

Los perros son mascotas que pasan casi toda su vida en nuestros pisos y apartamentos, por lo que no están acostumbrados a transitar terrenos rocosos e irregulares por largos periodos durante el día. Especialmente en el camino de Santiago donde las temperaturas son extremas.

Chubasqueros

Esta sería la única vestimenta que debe usar el perro y es solo en caso de que haya mal clima o que hagamos la travesía en invierno. Debido a que no es recomendable que lleven peso durante el recorrido.

Comments are closed.

Post Navigation